Nos vamos a dar una vuelta

Nuestros Viajes

Salida de Kathmandú, despedida y la Reencarnación de una Diosa.


El día que Tania se puso mala Nico cerró su salida de Nepal tras visitar más de cinco agencias, por lo que aquella noche sería la última que pasaríamos con nuestro estilista argentino.

Era ya de noche cuando nos íbamos a dar una vuelta y al salir de la habitación nos encontramos con él que venía todo excitado por haber conseguido la mejor oferta para ir a Chitwan, al sur de Nepal muy cerca del puesto fronterizo por donde entramos, donde iba a hacer el safari en elefante que tanto ansiaba hacer. Lo venía diciendo desde que le conocimos en Londres. Nos dijo que como esa era su última noche en Kathmandú nos invitaba a cenar pero que antes nos quería contar un trabajo que le había salido en Mumbai donde iba a ir su prima con un fotógrafo y unas modelos para hacer un reportaje fotográfico de moda india. También quería enseñarnos todo lo que se había comprado después de contratar el safari. Algo hay que destacar acerca de Nicolás que se puede deducir tranquilamente si repasáis dos datos que he contado sobre él, argentino y estilista, si exacto, es un comprador compulsivo, le apasiona comprar y por lo que hemos visto le encanta regatear, se le da muy bien y es muy divertido verle en acción. Le conocimos llevando sólo una mochila no muy cargada y le despedimos con la mochila hasta los topes, con un bolso de mano a reventar y una bolsa enorme que no era capaz de cerrar. Sus ultimas adquisiciones iban desde collares a láminas con dibujos de peces (que nos encantaron y días después fuimos a buscar). Tras la exposición, cuadramos el pago de su habitación y a las diez y media salíamos a cenar, lo malo fue que a esas horas ya estaba todo cerrado o a punto de cerrar y nos metimos a tomar un refresco en un pub donde nos encontramos con un montón de borrachos de todas partes del mundo bailando o lo que fuera eso que estaban haciendo. Nos reímos un rato pero a la media hora ya nos estaban echando. Volvimos a la habitación de Nico y tras un tiempo más de charla nos despedimos, con pena, pues hemos pasado casi un mes muy intenso con un montón de buenos momentos. Menos mal que gracias a las facilidades con las comunicaciones no perderemos el contacto y esperamos verle en un próximo viaje que hagamos al otro lado del charco.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchas gracias Nicolás Pesce Freijó, hasta la próxima.

Al día siguiente fuimos a ver Durbar Square de Kathmandú (Durbar significa Palacio). En realidad es la unión de tres plazas en la que hay que pagar para entrar 200 Rs o eso ponía en la guía, ya que cuando llegamos nos dijeron que eran 750 Rs por persona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque nos pareciera un poco caro lo pagamos porque vimos que estaba todo muy cuidado, que además podías entrar tres días e incluía la entrada a un museo hecho del antiguo Palacio Real, un museo enorme con un montón de plantas y desde la última disfrutabas de unas estupendas vistas de toda la ciudad. Dentro de la plaza también se podían encontrar distintos templos hinduistas. Son templos muy antiguos, el que más, data del siglo XII y son admirables, tienen las vigas, ventanas y puertas talladas en madera con un detalle increíble, un trabajo de chinos…vaya chiste más malo.

 

Una cosa curiosa de esta plaza es que muchos de los templos fueron destruidos por un terremoto en 1934 pudiendo ver en los que quedaron muestras del seísmo, como algún que otro edificio torcido o apoyado en el que tiene al lado. Dentro de la plaza hay un gran mercadillo que se pasa con los precios, sobretodo si tenemos en cuenta que si sales de ella te encuentras con los mismos puestos con otro precio diferente y regateable.

Durante la visita a Durbar Square se nos acercaron, uno cada poco tiempo, unos cinco hombres que se ofrecían como guías de la plaza y los cinco insistieron en que, como era viernes, podíamos tener la suerte de ver a Kumari.

Kumari es una de las Sapta Matrikas o siete Diosas Madre del hinduismo, de naturaleza violenta, y están relacionadas con enfermedades afligidas a niños. La representación de esta deidad en el hinduismo tiene dos, cuatro o doce manos, y dos de ellas están en postura de dar bendición y protección, tiene tres ojos y monta un pavo real. Todas las deidades tienen ligadas un animal como transporte.

Según tenemos entendido, la actual Kumari es la reencarnación de esa diosa en una niña. Es escogida a los cuatro años de edad, de entre otras tantas niñas nacidas en un día en concreto, con una alineación concreta de los astros y con otras cualidades concretas que desconocemos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se hace una especie de casting y la elegida será la nueva reencarnación de Kumari, que vivirá en la casa de Kumari que se encuentra en Durbar Square de Kathmandú, en donde se asomará un par de minutos o menos todos los viernes por una ventana que da a un patio interior, y no saldrá de ella hasta que le llegue su primer periodo, momento en el que dejará de ser la reencarnación ya que su primera menstruación significará que pierde su parte divina y se queda con la carnal. Será entonces cuando se vuelva a buscar la siguiente reencarnación de esta diosa.

De modo que fuimos muy afortunados, ese día era viernes, porque en el momento en el que el quinto guía nos dijo que Kumari estaba a punto de asomarse estábamos en la puerta de su casa, porque en ese momento entramos y guardamos la cámara, ya que no se le pueden hacer fotos, y cuando menos lo esperábamos se asomaba una niña de unos ocho años, con los ojos pintados por el párpado inferior, con una línea negra desde los lacrimales hasta donde empieza el pelo, con un dibujo en la frente de color amarillo, relleno de color rojo que es como el tercer ojo de la diosa. Aquella niña nos miró desde arriba, con soberbia, nosotros la saludamos con el mayor de los respetos, manos juntas en frente de la cara y un “namaste”, pero ella no nos lo devolvió, no se, cosas de diosas. Si ya los niños son como son, dile a tu hija que es la reencarnación de una diosa, que todo el mundo la venerará y espera a ver como se comporta. Lo que no le dicen es que cuando se haga mujer dejará de ser tan especial, que tendrá que llevar una vida casi normal y que le costará encontrar a uno con quien compartir su vida ya que suele ser difícil que alguien quiera estar con una ex-Kumari, porque no se sienten dignos de estar con ella. Se ve que hay una asociación de ex-Kumaris.

 

Lo que más gracia nos hizo de Durbar Square fue el templo que hay dedicado al Kamasutra el Jagannath (arriba), en donde, en las vigas de madera sobre las que se sujeta el tejado, están talladas algunas de las posturas, las más representativas, del libro del arte de amar incluso de los caballos.

 


Un dato curioso es que enfrente de este templo está la entrada al museo y en la puerta de este, hay una figura del dios Hanuman al que le han tapado la cara pues es un dios que no puede ver esas cosas ya que nunca ha tenido mujer y es puro.

La plaza es un sitio con mucha vida local, viene siendo como la puerta del sol de Madrid, en la que también tienes que estar al loro con los bolsillos, pero a la que hemos ido unas cuantas veces, entrando sin pagar otra vez y en la que siempre vemos cosas que no habíamos visto y en donde te puedes tomar en una terraza un chia (té con leche nepalí, buenísimo) que aunque sea más caro merece la pena por el emplazamiento del que disfrutas.

 

Días después, cerramos con Shyam el billete para Tailandia con fecha de 24 de febrero por un precio bastante inferior al que habíamos visto nosotros en internet, y, cenando para despedirnos de nuestros amigos franceses, decidimos, en parte por sus recomendaciones, el ir a visitar la segunda ciudad más importante de Nepal, Pokhara, ciudad hecha a la orilla de un lago enorme, en donde íbamos a disfrutar de un sitio totalmente diferente a Kathmandú un sitio al que yo llamo, sin ánimo de ofender a Nepal por supuesto, el Benidorm de Nepal.

 

7 Comentarios

  1. marta y adri

    17/02/2012 at 7:51

    Buenos días!
    Muy buena la foto de Nico! Seguro que le echaréis de menos.
    Cómo vais a Tahilandia?
    Y montañas? No habeis visto? Y era postalilla que espero ansiosa? Jeje. Ya me imagino que es complicado,si no tenéis tiempo,compradla y nos la dais en mano!
    Visteis la foto de Adri?
    Bueno,majos,esperamos el próximo capítulo!
    Besos mil

    • Hans Paytubí

      17/02/2012 at 8:15

      Hola Marta.
      Por favor, cuando pongas comentarios pon tu correo-e. Se aprueban en base a ese dato, sino tengo que aprobarlos uno a uno!!

      Besos para los dos

      PD: Soy Nacho

  2. Muy buena la foto de Nico!! Y lo de saltar el charco, está claro que estáis obligados. La peña que conozco que ha ido por allí lo ha flipado.

    Que movida lo de la Jaula de oro de Kumari, y lo de que no os respondiese el saludo es por envidia, que podéis ir y venir como queráis.

    PD: Que fuerte los caballos!!

    • Hans Paytubí

      24/02/2012 at 11:52

      Pow!!! no entiendo lo de los caballos… Lo de la Kumi (para los colegas), es muy fuerte la pobre menuda infancia de mierdecilla que está teniendo…pero bueno son sus creencias y hay que respetarlo. A mí también me gusta la foto y el aspecto estilo Indi que tiene jajaja
      Lo del cruzar el charco creo que puede ser una opción para un futuro viendo cómo está España…pero todo se andará…antes de correr tenemos que aprender a andar….

      • lo de los caballos se refiere a los caballos folladores…no? es de cojón…digo…cajón
        como ves otra vez a la 1 de la madrugada, el día de hoy no fue tan duro como creí ayer por haber trasnochado así que repito, jejeje
        la pobre cría vive una infancia de mierda y el resto de su vida sin pareja, probablemente morirá sola…prefiero ser del montón gracias encierren en su torre a otra loca…con todo el respeto del mundo, no me extraña que esté tan amargada en su ventana, y eso que por lo que dices entiendo que los viernes es un día guay para ella porque sale a la ventana.
        es triste que le hagan eso a un niño, si es una diosa porque no puede hacer lo que la venga en gana? no es a ella a la que hay que venerar y besar el suelo por el que pisa? pues que la obedezcan a ella no al revés.
        pero como dices son creencias que si no vives no entiendes.
        besos cuidaos

  3. respecto a nico vi en facebook que consiguió ir en elefante, jejeje enhorabuena de mis partes.
    que guay hacer amigos de todas partes del mundo,no perdáis contacto aunque conociéndote seguro que no lo harás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.